Hypermedia, taller de configuración y comunicación del proyecto arquitectónico, es un grupo de investigación interdepartamental de la Universidad Politécnica de Madrid, con sede en la ETSAM.

La gestión toma el mando (2015)

ARTÍCULO: (Article)

Title: The management takes over. (2015)

  • Autor/es (author/s): Aurora Galán
  • Revista (magazine): AV Arquitectura Viva 178
  • Resumen: La gestión representa la parte menos visible de un proyecto, además de ser el eslabón tradicionalmente más débil. Cuando hablamos de gestión de proyectos nos referimos a una cuestión de fondo: la de cómo se va ‘tejiendo’ un proceso que permite pasar el testigo de una nueva infraestructura, según lo planeado y de manera indolora, a sus usuarios directos y a la sociedad.La existencia de fases, actividades y los agentes necesarios para el desarrollo de un proyecto sólo garantiza el avance, pero no que el proceso se dé de manera organizada para conseguir un fin previsto, deseable y controlable.

    La definición de la inversión o establecimiento de objetivos y la puesta en uso de la infraestructura son las dos fases que direccionan el desarrollo de un proyecto. Son fases generalmente relegadas y en las que se da la creatividad más incontrolada. Por eso, desde la óptica de la gestión de proyectos, deben tomar todo el protagonismo.

    Construir y diseñar son sólo dos fases de un engranaje mayor, y ser conscientes de ello nos ayuda a dar respuestas más certeras: son las fases más visibles del engranaje y las que deben centrar todo el interés del arquitecto cuando su papel es el ejercicio profesional.

    Un proyecto es exitoso si se ha gestionado bien. Cuando un proyecto fracasa, sin duda ha habido errores de gestión. Esto afecta al diseño y a su calidad, ya que parte del proceso de gestión es seleccionar a los diseñadores adecuados, redactar correctamente su contrato, definir requerimientos y necesidades, respetar el concepto del diseño y defenderlo a lo largo del proceso, y también, a veces, renunciar a su materialización.

    La gestión de proyectos es una cadena de decisiones que se inicia cuando empieza a pergeñarse una inversión para cubrir una necesidad detectada que podría derivar en la construcción de una nueva infraestructura. Esto sucede dentro de una organización, el promotor, que será el actor fundamental. La materialización de esa nueva infraestructura es un trabajo intenso pero limitado en el tiempo, al que hay que asignar nuevos recursos. Por eso el promotor recurre a equipos especializados externos que complementen la organización. Estos equipos se dimensionan y estructuran según las necesidades y las posibilidades del cliente y su cultura, y se incorporan a la organización cuando se les solicita, en cualquiera de las fases. Además, la cultura de trabajo del cliente condicionará el resultado.

    La gestión de proyectos se puede practicar desde dentro o fuera de una organización, en el caso externo participando en un equipo especializado que aporta conocimientos, procedimientos y experiencia con el fin de alcanzar los objetivos previstos.

    La gestión de proyectos se puede practicar desde dentro o fuera de una organización, en el caso externo participando en un equipo especializado que aporta conocimientos, procedimientos y experiencia con el fin de alcanzar los objetivos previstos.

    Para gestionar un proyecto es necesario implantar objetivos, estrategia, liderazgo, un equipo organizado y procedimientos para el desarrollo eficiente y eficaz de todas las actividades. En el camino siempre habrá incertidumbres, problemas y sorpresas. Se trata de gestionar un proceso dinámico para el que hay que pertrecharse, proceso que en cada proyecto es diferente (especialmente si la gestión es internacional, con actores de países y culturas distintos).

    Gestionar proyectos supone gestionar tensiones e intereses contrapuestos generando una visión común; supone gestionar cambios y riesgos, y gestionar las comunicaciones entre los interlocutores; supone trabajar con especialistas en muchos campos y conservar la perspectiva de interdisciplinaridad y la percepción del proceso en su conjunto.

    Este trabajo está ligado a la humildad, a la ‘invisibilidad’, a la confidencialidad y a la capacidad de dirección y orientación del trabajo conjunto. La gestión de proyectos consiste en una profunda labor de equipo, con fuertes dosis de realidad, eficacia, resiliencia y compromiso, y la habilidad de salir adelante frente a resistencias e imprevistos constituye, sin duda, su dimensión más creativa.

  • Abstract: Management represents the least visible part of a project, as well as being the traditional weakest link. When we talk about project management, we are referring to a fundamental question: how a process is going to be “woven” that allows the passing of the witness of a new infrastructure, as planned and painlessly, to its direct users and society.The existence of phases, activities and the agents necessary for the development of a project only guarantees progress, but not that the process is done in an organized way to achieve a predicted, desirable and controllable purpose.

    The definition of the investment or establishment of objectives and the putting into use of the infrastructure are the two phases that direct the development of a project. These are generally relegated phases and in which the most uncontrolled creativity occurs. Therefore, from the perspective of project management, they must take full ownership.

    Build and design are just two phases of a major gear, and being aware of it helps us to give more accurate answers: they are the most visible phases of the gear and those that should focus all the architect’s interest when his role is professional practice.

    A project is successful if it has been well managed. When a project fails, there have undoubtedly been management errors. This affects the design and its quality, since part of the management process is to select the right designers, write your contract correctly, define requirements and needs, respect the design concept and defend it throughout the process, and also, sometimes , renounce its materialization.

    Project management is a chain of decisions that begins when an investment begins to be planned to cover a detected need that could lead to the construction of a new infrastructure. This happens within an organization, the promoter, who will be the fundamental actor. The materialization of this new infrastructure is an intense but limited work in time, to which new resources must be assigned. That is why the promoter uses external specialized teams that complement the organization. These teams are sized and structured according to the needs and possibilities of the client and their culture, and are incorporated into the organization when requested, in any of the phases. In addition, the client’s work culture will condition the result.

    Project management can be practiced from within or outside of an organization, in the external case participating in a specialized team that provides knowledge, procedures and experience in order to achieve the intended objectives.

    Project management can be practiced from within or outside of an organization, in the external case participating in a specialized team that provides knowledge, procedures and experience in order to achieve the intended objectives.

    To manage a project it is necessary to implement objectives, strategy, leadership, an organized team and procedures for efficient and effective development of all activities. On the road there will always be uncertainties, problems and surprises. It is about managing a dynamic process for which it is necessary to equip itself, a process that in each project is different (especially if the management is international, with actors from different countries and cultures).

    Managing projects involves managing conflicting tensions and interests, generating a common vision; it involves managing changes and risks, and managing communications between the partners; It means working with specialists in many fields and preserving the perspective of interdisciplinarity and the perception of the process as a whole.

    This work is linked to humility, to ‘invisibility’, to confidentiality and to the ability to direct and guide joint work. Project management consists of a deep team effort, with strong doses of reality, effectiveness, resilience and commitment, and the ability to get ahead in the face of resistance and unforeseen events is undoubtedly its most creative dimension.

  • Enlace (link): http://www.arquitecturaviva.com/es/Info/News/Details/7964

próximo puesto

Atrás puesto

Dejar una contestacion

© 2019 hypermedia | taller de configuracion y comunicación arquitectónicas